jueves, 26 de febrero de 2015

Sobre la Indagación

|
Hace un par de meses, en la entrada Indagación, propuse la siguiente tarea:

Haz una meditación sobre la naturaleza primordial. 
Luego, desde la intuición toma una de las preguntas, y deja que se desarrolle la indagación. 
A lo largo del día trae el pregunta a tu mente constantemente y aplícala a lo que estés viviendo en ese momento. 
Haz este ejercicio durante tres días, con cada una de las indagaciones. 

Ahora me gustaría abrir un espacio en el COMPARTIR vuestra la experiencia.
Os invito a escribir en la sección de Comentarios y a leer lo que otros han escrito.

74 comentarios:

  1. Tener la mente ocupada con objeto de indagar la saca de su mirada habitual y la obliga a mirar en otro lugar.El ego se desorienta si no hace lo que acostumbra así que supongo que es una tarea buena para soltar.Hice mis deberes pero como casi siempre,lo bueno nunca es fácilmente medible ni valorable.Si así lo fuera estaríamos de nuevo en territorio conocido.Gracias Juan por tu presencia siempre inspiradora.

    ResponderEliminar
  2. ....digamos que la autopresenciación tiene la capacidad de limpiar la mente que se hace densa y opaca, por el peso de los miedos y deseos,y debido a su funcionamiento habitual....al mirar hacia dentro uno descubre lo que uno no es,y ahí comienza la aventura...

    ResponderEliminar
  3. Indagar sobre como estoy creando sufrimiento en mi vida y las otras preguntas, me resultó un ejercicio muy bueno para despertar la conciencia. Mientras mantenía estas preguntas a lo largo del día, constantemente surgían situaciones en la vida ordinaria para observar los habituales artificios de mi mente. Aunque fiel a mi forma de ser no realicé este ejercicio de una forma ordenada ni sistemática (a unas preguntas les dediqué más de tres días, a otras menos y a alguna ninguno) a pesar de ello el ejercicio me ayudó a mantener una cierta serenidad ante las habituales dificultades cotidianas.
    Por último tengo que reconocer que poco a poco me fui apartando de la indagación y mantener una vida consciente volvió a ser más bien ocasional. Sin embargo, al igual que en la meditación creo que el truco es volver una y otra vez sin reproches ni culpas. En los periodos de estabilidad se respira una sensación de levedad de las cosas, mayor aceptación e incluso cierto humor ante las circunstancias negativas que nos llegan cada día. El camino está pues marcado, mantenerse en la senda supongo que es cuestión de práctica.

    ResponderEliminar
  4. Hice los deberes y algunas de las preguntas me resultaron muy fáciles y otras imposibles de mantener la atención a lo largo del día. Me pasó un poco como a Carlos, a algunas preguntas les dediqué más de tres días y a las que no me salían a penas uno.
    Me parece un ejercicio muy bueno para fijar la atención y para soltar. Gracias Juan.

    ResponderEliminar
  5. Vino a la mente: "la autentica libertad es liberarse del ego". Tan simple, tan claro, tan profundo....

    ResponderEliminar
  6. ...y tan dificil ???

    ResponderEliminar
  7. ...viviendo la vida sin creerse las historias y creencias que uno se organiza, dejandolas pasar....

    ResponderEliminar
  8. En este camino siempre hay algo por descubrir. Siempre hay nuevas miradas.Pero es preciso ese anhelo, la pasión de no conformarse con lo vislumbrado. Descubrimos algo y la mente se lo apropia y lo hace suyo, y deja de ser fresco y útil. La propuesta de la indagación era una manera de salir de la inercia de la mente. Pero sí, no es fácil.
    Muchas veces nos preguntamos cómo mantener el trabajo de meditación en la vida cotidiana. La mejor respuesta es otra pregunta: ¿qué te importa más? ¿Qué es más importante para ti las experiencias o la Verdad? Aquí es donde está la trampa, donde la mente nos engaña. Nos importan las experiencias, nos importa ser alguien que experimenta cosas.
    La indagación es un modo de acabar con la hegemonía de la mente. Es llegar a lo absurdo, lo inefable, lo inconcebible. Y sí, se puede medir. La medida es cuando los pensamientos y estados mentales habituales dejan de ser escuchados, dejan de ser el centro alrededor del cual gira la vida... porque el centro se desvela en otro sitio, en el vacío, en que sólo tienes este momento para ser tú mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan,cuando mides ese avance que dices,no estás de nuevo en la mente?Desde el centro vacío y silencioso no se escucha la respuesta,en todo caso se responde simple y espontáneamente ....no?

      Eliminar
  9. Compatiendo la experiencia, comentar que en mi caso concreto lo hice solo con 2 de las preguntas ya que, para la experiencia concreta que me ocurrió resonaban a la perfección. Por cierto empiezo a ver con agradecimiento las experiencias que todos consideramos como "negativas"o poco deseables, empiezan a tener un valor incalculable, resultan ser oro para indagar y por lo tanto para trascenderlas.
    Indagación: ¿Es verdad este pensamiento?
    Al traer esta pregunta claramente vi la relatividad de ese momento juzgando a otra persona que me provocó daño.
    Indagación: ¿Cuál es mi identidad ahora?
    Vi claramente que si el personaje del ego hubiese sido otro, hubiese reaccionado de otro modo y me dí cuenta de mi mismo patrón de reacción ante esa misma experiencia dolorosa.
    Que por el hecho de que se repita una y otra vez, no es cierto, pero ves que es cierto cuando lo identificas como lo que es: una inercia de la mente nada más. Ahi hubo Paz.
    Buen ejercicio para el día a día "La Indagación". Gracias desde el corazón Juan.

    ResponderEliminar
  10. Juan, cuando dices ser tú mismo quieres decir SER TU MISMO, osea ese VACÍO creativo del que surge todo.....

    ResponderEliminar
  11. ...osea que el lenguaje no resulta clarificador, es sugerente pero no suficiente

    ResponderEliminar
  12. Si tras la indagación la mirada es desde el corazón atendemos la belleza implícita en cada gesto a vivenciar. La experiencia pasa a un segundo plano, la vida acontece en todas las manifestaciones a presenciar. Somos ello: vacío, en silenciosa presencia de las formas que acontecen y se desvanecen en nuestros propios sueños y dilemas. La liosa es esta mente que se cree dueña y poseedora de cada experiencia, de cada sensación.
    Escucha silenciosa del brotar a la vida la esencia del Ser que somos.
    Sé tú mismo en cada gesto del día a día, original en tu presencia en la vida, sencillo en los gestos y palabras. Sé silencio en el ajetreo de la mente, generoso en tus actos y respuestas, amoroso en tu presencia. Sé presencia presente en el ahora, vida que brota original en cada instante. Sé tú mismo, tal cual eres. Deja de jugar el juego de la mente.
    Gracias Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y si lo qué busco es saber quién soy? Cómo puedo experimentar esto?

      Eliminar
    2. ¿Experimentar quién eres?
      En primer término hay una cosa muy importante que aprendí con Juan y que es fundamental tener en cuenta ante cualquier pregunta que nos hagamos: Escuchar. Reflexionar/indagar. Meditar. Todo ello no hacerlo desde la mente sino poniendo el corazón en cada mirada.
      En segundo término y cómo nos diría Juan, tendrías que centrar la indagación en ¿Quién es ese qué quiere saber quién es?... indagar, una y otra vez. Soltar todo condicionamiento y en meditación atender que sucede.
      Y, caray; Imagina si lo que sucede es que no hay nadie experimentando la vida, qué es la vida la que se experimenta a si misma siendo cada uno de nosotros expresiones de ella ¡¡
      Pero lo más importante es vivir la pregunta ¿Quién soy? a través de un entregarse al servicio de la vida, en un compartir con los demás los cuatro pensamientos inconmensurables: Amor. Compasión. Regocijo. Ecuanimidad.
      Te propongo que escuches con atención todas las respuestas de esta página, intenta experimentar quién eres en cada respuesta de los post… ahí, en cada uno de ellos y en ti mismo está presente dicha respuesta.

      Eliminar
    3. Creo que simplemente soy el que pregunta y el que sufre por no tener repuestas.
      Muchas gracias por responder
      Saludos

      Eliminar
    4. Gracias a ti. Tu respuesta me ha hecho recordar unas palabras del poeta Rilke, dice más o menos así: “Sé paciente con todo lo que queda sin resolver en tu corazón, trata de amar tus propias dudas. No busques respuestas que no se puedan dar porque no serás capaz de vivirlas. Vive ahora tus preguntas. Tal vez, despacito y sin darte cuenta, estarás elaborando gradualmente las respuestas.”

      Eliminar
    5. De entrada ya he encontrado a Rilke, paso a paso.
      Gracias

      Eliminar
    6. No había visto estas respuestas con palabras de Rilke, muy hermosas y elocuentes. Estoy indagando de nuevo, mirando si acepto o bien si me resisto a las experiencias. Y en el camino me entretengo, por ejemplo,releyendo estos mensajes que se me habían escapado,y con cualquier cosa:). Pero lo bueno es que ya conozco el camino de vuelta. Interesante dejarse sorprender por las preguntas como si fueran nuevas,la mente se aburre enseguida así que hay que darle esquinazo sin duda, es decir, obviarla para conseguir prehender....seguimos...._/\_

      Eliminar
  13. Qué bello lo has expresado!!! gracias Juan y gracias anónimo

    ResponderEliminar
  14. Al hacer el ejercicio, he podido observar que algunas de las preguntas durante el día las recordaba, y podía plantearme la cuestión.

    Otras preguntas, por el contrario, recordarlas era un problema. Era como si la amnesia se instalara en mi memoria.
    Y decidí anotarlas y llevarlas encima, y así no dejar que mi mente se saliera con la suya, y yo olvidara lo que ese día quería indagar.
    La verdad es que funciono, y además pude ver porque la olvidaba. Sentir esa sensación..., darme cuenta...

    Para mí el ejercicio fue una muestra de como la práctica en el día a día, aunque a veces no me es fácil, hace que la Enseñanza se vaya instalando, incorporando en mi cotidianidad.

    Así que una vez más veo, que este camino sin fin... solo depende de mi...para siempre...

    Gracias Juan

    ResponderEliminar
  15. Todos los vislumbres acaban siendo poseídos por la mente. No hay elección, así es como la mente funciona. La comprensión de ayer, hoy es una imagen similar que la mente ha convertido en algo razonable y comprensible. En esto es donde radica el valor de la indagación. Es como producir una grieta en la cápsula de conceptos e ideas que nos envuelve. La grieta es la posibilidad de salir, la puerta a lo Real. Necesitamos mantener la frescura, la novedad, solo es verdad este momento. Además, cuando se producen vislumbres y sentimos que ya hemos vivido eso o que es algo conocido, hemos vuelto a caer en las redes de la mente. El vislumbre siempre es nuevo, único, fresco. Aunque siempre sea desvelar lo atemporal, siempre es la primera vez. Mantener la práctica de la indagación es un modo (y reconozco que no para todo el mundo) de golpear la estructura conceptual en que nos vemos aprisionados. Así, la indagación no puede ser otra forma de pensar, o de usar la mente, sino la creación de un espacio que pone en cuestión nuestra forma de ver el mundo. Me gusta la aportación de uno de los comentarios Anónimo, tras la indagación se produce una mirada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Siempre es la primera vez..mantener la frescura,la novedad.........Me gusta recordar que no he de recordar.Gracias Juan, nos vemos!!!En la puerta de la grieta:) para seguir golpeando como el pollito su cascarón cuando quiere ya salir XD.

      Eliminar
  16. Escojo indagar en “¿estoy resistiéndome a esta experiencia?” Y descubro mil maneras de huir de la realidad: querer estar en otro sitio, pensar en el pasado, en el futuro, representar un papel aprendido, sentarme frente al televisor,…..Me sorprende la fuerza que tienen los pensamientos y las emociones cuando quiero únicamente experimentar el momento presente desde mi Ser. Aparecen reacciones automáticas, emociones que distorsionan la experiencia, identificaciones, miedo;…. Entonces fijo la “mirada” en aquello que me importa más, como cuando vas en bicicleta que no puedes mirar al suelo, y dejo de dar importancia al resto de las cosas. Y me invade algo que no puedo expresar y que me hace sentir el poder de Ser.
    Esto no quiere decir que en el instante siguiente no tenga que volver a empezar de nuevo. Ese es el juego; lo acepto y sigo adelante.
    Gracias Juan, me parecen unos ejercicios muy útiles

    ResponderEliminar
  17. Me quedo con "sólo tienes este momento para ser tú mismo" y eso me libera en parte del sufrimiento, me ayuda a comprender y a liberar. Ese pensamiento me ayuda a comprender las resistencias para ir soltando.
    Gracias, Juan

    ResponderEliminar
  18. La idea de llegar a un estado estable de apertura es muy seductora. A menudo es lo que esperamos que suceda. Queremos que llegue un momento en el que no haya que hacer nada más. Sentimos que cuesta estar presente y que requiere un esfuerzo y dedicación. ¿Y si todo esto fuera uno engaño? ¿Y si esa sensación de esfuerzo y trabajo fuera parte del juego de la mente? ¿Y si en realidad no fueran resistencias sino distracciones?

    ResponderEliminar
  19. Resulta esclarecedoras estas últimas cuestiones que planteas. Si el esfuerzo que se requiere lo sentimos o intuimos como una distracción más de la mente, la palabra tener que hacer esfuerzo se diluye, pierde el sentido. Otra distraccion más de la mente, no pasa nada, no hay nada por lo que luchar o esforzarse. La ecuanimidad siempre es la reaccion adecuada en cada experiencia que se nos presente.
    Gracias desde el corazón Juan.

    ResponderEliminar
  20. Sacar la energía de la experiencia y llevarla a la Conciencia supone cuanto menos una atención sostenida,si a ello le sumamos la inercia mental de enredarse en contenidos,a ratos(en otros momentos no hace falta)sí hay que mirar de un modo más intenso.Quizá este mirar no sea un esfuerzo...las palabras, creadas por la mente, siempre generan distorsión, dualidad y esfuerzo por clarificar.Gracias Juan.Siempre!!!

    ResponderEliminar
  21. ...pero lo cierto es que cuanto más descansas en la Verdad más profunda es la mirada y ello no comporta esfuerzo alguno sino todo lo contrario...

    ResponderEliminar
  22. Dice Juan:
    Todos los vislumbres acaban siendo poseídos por la mente. No hay elección, así es como la mente funciona. La comprensión de ayer, hoy es una imagen similar que la mente ha convertido en algo razonable y comprensible.....
    Lo leo.... y en principio parece descorazonador, indago y veo que es verdad!!!! Uno no se puede instalar en las imágenes mentales, en consecuencia tomo buena nota. Hay que estar atent@,darse cuenta.... Ese es la diferencia esencial entre estar en el yo o en el Ser. La practica de la indagacion ayuda a comprender a hacerlo tuyo y la meditacion te ayuda a colocarte en el Ser

    ResponderEliminar
  23. Tal vez sería preciso revisar la idea de llegar a ver constantemente la verdad. Si somos impermanentes, si no hay un yo, si todo es un fluir, ¿cómo puede haber una mirada constante? Tal vez, la cuestión es ser capaz de verla ahora, en cada momento en que te detienes. Quizás la cuestión es ¿Cuánto soy capaz de soltar AHORA? Llegar a la certeza de que en cada momento en que miras te vas a encontrar con lo Primordial. (En contraposición a creer que puedes estar mirando todo el tiempo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho el matiz.
      Gracias Juan

      Eliminar
  24. En contraposición a esperanza que habla de futuro certeza habla de presente.Me gusta lo que matizas Juan.En cada momento una mirada,es la única forma de que la mirada sea fresca y nueva.GRACIAS

    ResponderEliminar
  25. Me ayuda mucho esta última reflexión, es tan verdad y lo mejor de todo es que no es porque lo dice Juan y me lo tengo que creer porque es un hombre muy sabio y además es psicólogo, sino porque puedo comprobar y compruebo que es así por mi misma. No se puede llegar a agradecerte suficientemente a lo que dedicas tu vida. Gracias, gracias, gracias desde el corazón.

    ResponderEliminar
  26. También me es útil y me gusta el matiz que haces Juan entre resistencias y distracciones.Las Resistencias implican esfuerzo por despegarse de ahí mientras que las distracciones tienen una connotación más leve y de más espacio.Las resistencias implican estar dentro de la mente y las distracciones fuera.Gracias por tu ayuda también fuera del retiro.Cuando ocurren experiencias sean del signo que sean hay que fluir y renovarse cada instante y no es fácil (aunque sin duda posible:))

    ResponderEliminar
  27. Gracias Sol
    Lo que dices tiene mucho sentido. Siempre hay resistencias, y a veces por el hecho de mencionarlas y hacerlas conscientes se produce un malestar, y una reacción de esfuerzo por desapegarse. Es como una resistencia a las resistencias. Aquí podemos introducir otro paso muy efectivo en este proceso de soltar. Es una paradoja (otra mas). ¿Puedo aceptar esta resistencia? ¿Puedo indagar y descubrir para qué está? ¿Puedo desvelar qué está protegiendo ahora? ¿Puedo amar la resistencia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las distracciones, como han comentado anteriormente, algo que está fuera y más leve. Las resistencias nos invaden, están dentro, no se sueltan tan fácilmente y se repiten. Dentro y fuera son conceptos: mente. Si por ejemplo, nos quedamos unos días pillados en emociones negativas como ira, indignación, asco...y aún viendo que no es nada comparado con otras injusticias cotidianas que les suceden a otras personas...pienso: por qué cuando otros han mostrado ese enfado, ira, indignación yo les miro y escucho con comprensión y amor y yo, mi historia personal de enfado, no la veo así?. Ecuanimidad...dónde está?. Seguro necesitaba experimentar todas estas emociones negativas para saber a dónde te llevan: obvio que primeramente a un malestar físico, nervios, rencor..Y en segundo lugar, indago con tus preguntas: para qué me han servido además de para darme cuenta que el cuerpo dice stop?. Me están protegiendo porque tengo miedo al cambio?. Sí, creo que es eso. Las cosas que ya has visto que se repiten y que no encajas en ese lugar te llevan a buscar otro camino que permita hacerte fluir y fundirte con todo. Puedo amar la resistencia?. Es energía también, un impulso si lo ves pronto, para avanzar. Sí.

      Eliminar
  28. Juan cuando dices puedo amar la resistencia? Porque utilizas amar en vez de aceptar, cual es la diferencia si es que la hay? Amar lo asocio a algo en su máximo grado.Gracias de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien. Eso mismo es lo que tienes que indagar. ¿Que significaría amar la experiencia? ¿Qué papel tiene en este proceso en el que me veo resistiéndome a lo que es? No te fijes tanto en las palabras, no sigas todo lo que te dicen. Las palabras son el dedo que señala a la luna.

      Eliminar
  29. Mirar, y si “sucede” ver.
    Pero sabes que estas ahí, porque eso es lo que somos.
    Como el amor, está, no lo ves, pero sabes...
    Amas y eres amado. ¿Cual es la distancia entre tu y el amado?
    No se puede delimitar, medir, pesar, definir...
    Esta más allá de las palabras, las palabras no sirven: una mirada, un roce, la brisa del aire que nos abraza...
    Juan, al final (y al inicio), nos enseñas un camino de amor a lo que somos.
    Sin definición, sin limites.
    Porque no soy yo, no me pertenece, no es mio.
    Somos..., somos lo único que es.
    ¿Qué?
    No sé, pero es.

    Para que más vueltas,
    Para que más dudas:
    la vida es amor y el amor es vida.
    Dejo ya de dudar y me entrego a Amar

    Y Amar es Ahora

    Gracias, Juan, Gracias

    ResponderEliminar
  30. Juan siento que en el camino van desapareciendo cada vez más certezas.Sin embargo la certeza de que voy a encontrar la Verdad en cada momento esa se ha de mantener.Es la única certeza que puedo mantener?(siento haber repetido tres veces certeza en una pregunta corta,quizás la repetición ayude:))gracias

    ResponderEliminar
  31. Gracias Mar,
    Tal vez sería bueno distinguir entre creencias y certezas. Las creencias (que se pensaban ciertas) todas se caen. Sólo son pensamientos. Pasan a ser referencias, ayudas prácticas en el día a día, formas de convivir, interpretar y explicar la realidad relativa. La certeza es una lucidez, no un pensamiento, un saber que aquí y ahora siempre está la verdad. En cuanto a la certeza de que vas a encontrar la Verdad, aquí tienes una indagación: ¿quién o qué parte de ti duda de que va a encontrar la verdad? ¿Es real esa parte de ti? ¿Es más real que la verdad?

    ResponderEliminar
  32. Cierto. Como trabajamos,vivimos y funcionamos con la mente ésta se apodera de todo hasta de preguntas a las que ella no alcanza responder.Además,la mente quiere una teoría que sirva para todo y para siempre, y eso de estar verificando a cada momento no lo entiende.Pero sin duda me seguiré preguntando hasta tener absoluta Certeza (aunque no sé si ello es posible desde donde hago la pregunta) .Tu presencia nos acompaña, alecciona, nos nutre y reconforta.Muchas gracias Juan.

    ResponderEliminar
  33. Indago en la confianza de encontrar en cada instante la Realidad Primordial, pero esto es muy sutil; cuando me acerco se desvanece. Solo me queda la estela de su luz.
    Y al instante siguiente me vuelve a invadir el miedo, pero noto que me lo tomo menos en serio. Incluso la sensación de estar perdida me la tomo menos en serio,…..Y me doy cuenta que tengo un largo camino que recorrer.

    ResponderEliminar
  34. Gracias Inma
    Dos preguntas. Cuando te acercas ¿qué es lo que se desvanece?
    Luego, cuando surge el miedo ¿qué es lo que está protegiendo.?
    (No es para que las contestes aquí en el Blog. Son para ti.)

    ResponderEliminar
  35. Si de verdad tuviéramos la certeza (no la creencia), de que no existe un yo separado de los demás, si de verdad tuviéramos la certeza (no la creencia) de sólo hay conciencia de la experiencia, ya habríamos acabado la indagación, se resolverían todas las dudas, ni siquiera quedarían preguntas por hacer...
    Pero resulta que las certezas son más evanescentes, hay que estar aquí-ahora una y otra vez, ese es el reto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es esto verdad?Juan dice que no podemos desear o esperar una mirada constante que finalice el trabajo y nos permita descansar.Que la conquista de la Verdad se hace momento a momento......

      Eliminar
  36. En el fondo estaba expresando lo mismo con mis palabras.
    Donde dice certeza léase la Verdad.
    Donde dice estar aqui-ahora una y otra vez, lease momento a momento.
    La evanescencia se refiere a la dificultad de permanecer ahí.

    ResponderEliminar
  37. El argumento es el mismo pero tú señalas un final del camino,un cierre a la indagación.Por eso yo preguntaba, es cierto que acaba la Indagación?después de cuántos vislumbres la Certeza es capaz de diluir toda pregunta en el vacío?Intuyo que esta pregunta no tiene respuesta.

    ResponderEliminar
  38. No se contestar, pero Juan si, me remito a lo que contestó el 16 de marzo:

    Juan Manzanera 16 de marzo de 2015, 13:35

    Gracias Mar,
    Tal vez sería bueno distinguir entre creencias y certezas. Las creencias (que se pensaban ciertas) todas se caen. Sólo son pensamientos. Pasan a ser referencias, ayudas prácticas en el día a día, formas de convivir, interpretar y explicar la realidad relativa. La certeza es una lucidez, no un pensamiento, un saber que aquí y ahora siempre está la verdad. En cuanto a la certeza de que vas a encontrar la Verdad, aquí tienes una indagación: ¿quién o qué parte de ti duda de que va a encontrar la verdad? ¿Es real esa parte de ti? ¿Es más real que la verdad

    ResponderEliminar
  39. La indagación nos abre las puertas a la infinitud de lo que en verdad somos y desde ahí, nos presentamos al mundo con una mirada pura y cristalina. Atendemos entonces, qué mirar en el ahora; no es un principio ni final en el camino. Es el propio caminar que se hace presente en ese instante de silencioso encuentro en el soltar la identidad de quien indaga y lo indagado para permitir el fluir de la Vida.

    ResponderEliminar
  40. Qué bien explicado y que bello!!!
    Gracias

    ResponderEliminar
  41. Me doy cuenta de que la Indagación me enreda en la mente.Como una tela de araña me atrapa y no me deja ver los espacios que señalan la salida.Quizá hay que practicarla un tiempo y más tarde en el proceso dedicarse mejor a la meditación contemplativa?

    ResponderEliminar
  42. Gracias María,
    Una de las practicas contemplativas más importantes es enfocarse en la irrealidad del sentimiento de ser alguien. Sin embargo, este yo, ser alguien se siente muy real. ¿Cómo puede contemplarse algo que no se ve? Aquí es donde entra la indagación.
    En este caso, Indagar es buscar la manera de aprehender que el yo es una apariencia sin contenido. No se trata de ponerse a pensar sino de intentar ver cómo es posible sentir algo que no existe.
    Otro ejemplo. Decimos que el sufrimiento lo creamos nosotros mismos. También resulta difícil contemplar esto pues la sensación es que el sufrimiento viene de fuera (personas, circunstancias y situaciones) La indagación aquí nos llevaría a percibir claramente que todos los tipos de sufrimiento vienen de uno mismo. Entonces eso es lo que contemplamos.
    En resumen, hay un aspecto de la realidad que no apreciamos. La Indagación nos llevaría a abrir la mente para apreciarla. Y eso es luego donde aplicamos la meditación contemplativa. El objetivo de la indagación, es pues, muy concreto, y esto es lo que nos impide enredarnos en la mente. Es preciso mantener el foco en lo que deseamos aprehender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan por crear un refugio donde indagar, poder aprender de las sensaciones de los que nos encontramos en el mismo camino y no sentirnos solos.
      Un afectuoso abrazo

      Eliminar
    2. Cuando nos dañan, sufrimos. Y cuando dañamos, otros sufren. El sufrimiento y el dolor creo que están íntimamente unidos. Quizás no sea lo mismo, pero íntimamente está muy relacionado. Creo que tan importante es indagar sobre el sufrimiento que nos causan las situaciones, personas, circunstancias, como el que causamos a los demás. Y quizás nuestra responsabilidad sea mayor en el hecho de causar daño. Es mi opinión. Gracias Juan.

      Eliminar
  43. Muchas gracias Juan por tu respuesta y sobre todo por crear este espacio sagrado.

    ResponderEliminar
  44. Siendo fuego-aire y con objeto de que la Indagación se incorpore como parte de mi vida y (palabras de Juan) dado que abandonar el engaño de lo que no somos,de una manera estable y consistente, requiere tiempo...retomo los deberes y los hago de nuevo. Esa es la práctica, repetir y repetir,sin juicios(mi mente a lo lejos me dice,no te crees muy listilla?que haces repitiendo tarea?la escucho y la ignoro :)) con humildad, estusiasmo y constancia. Alguien se anima? _/\_

    ResponderEliminar
  45. Buenas noches, cual sería para un principiante la meditación más apropiada
    para practicar e indagar??
    Muchas gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  46. Gracias Anónimo (por cierto, sería mejor escribir el comentario con el nombre o un apodo, de lo contrario tenemos un montón de Anónimo y no se sabe quien es quien)
    Lo primero necesario es investigar qué es lo que realmente buscas con la práctica o con la indagación. Es preciso que sepas distinguir entre lo que se supone que deberías buscar y lo que de verdad buscas. Mucha gente en el camino de la meditación se engaña a sí misma en este asunto.
    Luego, la investigación básica es discernir cual es la causa fundamental de tu sufrimiento (Claro, suponiendo que tu intención sea dejar de sufrir. Si no es así, habría que enfocarlo de otro modo). De nuevo se trata de una investigación absolutamente sincera más allá de lo que hayas leído o te hayan contado.

    ResponderEliminar
  47. Escojo indagar en mis identidades y descubro con sorpresa la cantidad de veces que tiendo a “engancharme” con patrones aprendidos: la hija complaciente, la trabajadora eficaz,….Observo también lo liberador que resulta darse cuenta que ninguno de estos papeles es verdad,…Y todo encaja!. Cuando lo descubres, te parece mentira que no te hayas dado cuenta antes. Y me acuerdo de aquel verso de Baudelaire “Cada cual con su quimera”.

    ResponderEliminar
  48. Buenas noches, también soy principiante, he encontrado la motivación necesaria para practicar casi todos los días. Tengo la sensación que he roto un puzzle y no se cómo volverlo a unir, y que al unirlo nada sea igual, de ahí puede que venga algo de sufrimiento pero no me da miedo lo que pueda descubrir. En eso me gustaría indagar.
    Muchas gracias,
    saludos

    ResponderEliminar
  49. Muchas gracias Inmaculada, me has dado una idea excelente para indagar, que grato ha sido leerte, da tanta paz cuando escuchas a alguien que es capaz de ver por si misma que ese personaje/es no son verdad. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que, de alguna manera, te hayan inspirado mis palabras.
      Tengo cierta ventaja porque "mis personajes" son bastantante incómodos. Por eso me siento liberada cuando veo que no son verdad. A veces tiendo a buscar la verdad por caminos bastante tortuosos y sin embargo: zas! ella está ahí, solo hace falta saber mirarla con sencillez.

      Eliminar
  50. Gracias Juan, la propuesta de la indagación personal me esta resultando un método de aproximación a la Verdad muy valioso.

    ResponderEliminar
  51. No es fácil desenmascararse del todo y reconocer con honestidad tu deseo más íntimo en este camino.Cuando uno se ha engañado toda la vida cuesta ver si estoy siendo sincero del todo conmigo y sobre todo con la Vida.Cómo saber si me engaño?Existe Juan una prueba o método que me diga si me estoy equivocando o mintiendo en lo profundo?Por ejemplo, saldar episodios dolorosos del pasado o tener más paz serían indicadores del cambio de mirada?Necesitamos señales para no perdernos en el camino. Gracias Juan.

    ResponderEliminar
  52. Gracias Eva,
    Es importante lo que planteas, porque nos engañamos constantemente; creo que la mayoría de las personas vivimos engañándonos. ¿Cómo saber si te engañas? ¿Cómo saber cual es tu deseo más íntimo? Creo que la única manera de saberlo es el tiempo. La constancia en la práctica tarde o temprano te desvela lo que de verdad quieres. Desarrollas mas lucidez y eres mas consciente de tus deseos.
    No obstante, creo que lo que deseamos va cambiando conforme crecemos en sabiduría; por ejemplo, no podemos desear liberarnos de una identidad negativa si no la hemos visto.
    De modo que lo mejor es seguir practicando con lo que crees que deseas, ya aparecerá el engaño. La verdad es que yo me lo plantearía al revés, ¿cómo descubrir en qué me engaño ahora?
    El problema es que no te puedo dar ninguna fórmula, lo siento. Es tu constancia y dedicación a la práctica lo que te trae lucidez. Los ejemplos que pones no son ninguna prueba. Tener mas paz o saldar el pasado solamente son pasos que nos ayudan a seguir.
    Aún así hay algunas líneas rojas. Es preciso mantener la vigilancia de si lo que buscas es reconocimiento, ganancias, bienestar o éxito, porque la meditación no te va a ayudar a esto. O también si esperas evitar críticas, pérdidas, fracasos o malestar. La meditación no va por ahí. Tienes todo el derecho del mundo a que estas cosas sean tu deseo más íntimo, pero no esperes conseguirlas con la meditación. Lo mismo, si buscas algún beneficio personal o si tienes una idea de la realidad y practicas para obtener lo que piensas.
    No, no te puedo dar indicaciones, solo puedo proponerte qué investigar. Recuerda la tercera indagación. ¿Es verdad este pensamiento? En el mundo de la mente todo es engaño. Ningún pensamiento es verdad. Y también la octava ¿soy dueño de mi vida, la controlo? Si crees que puedes controlar ya estás engañándote.
    No sé si algo de esto te sirve de ayuda. No obstante, hay algo que nos da la certeza de que vamos por buen camino, es la Compasión. Dejarnos transformar por la Compasión.

    ResponderEliminar
  53. Hola Juan,siempre me provoca una sonrisa que te incluyas cuando afirmas:"todos vivimos engañándonos..."Sé que tú no te engañas (Por Dios Juan :)) pero es cierto,cada vez intuyo con más lucidez que no puede existir una fórmula pues este deseo de control viene de la mente.Continuaré indagando en lo que no soy.La Compasíón es la clave,seguro. Seguiré su rastro.Gracias Juan <3

    ResponderEliminar
  54. Indago en cómo estoy creando sufrimiento en mi vida y me sorprende la magnitud y el absurdo de todo el sufrimiento que voy creando.
    Se me ocurre una analogía con las enfermedades autoinmunes, esas en las que el organismo se hace daño a sí mismo por una mala interpretación. Y me doy cuenta de todas esas creencias que han formado, algunas lo forman aún, mi yo. Veo con alivio que algunas se han desactivado. Y digo desactivado porque he vivido las creencias como verdaderos mecanismos automáticos de generar sufrimiento.
    Me ayuda saber que todas esas creencias son invenciones de la mente y que la verdad está en ese espacio intimo, inaprensible, inabarcable,….;Indagación y contemplación.

    ResponderEliminar
  55. Yo también pienso en analogías que afloran en la indagación.Digamos que uno siente que cuanto más mire más suciedad sale,como en las labores de limpieza.Y cuando sale algo que no te gusta o que tu mente etiqueta como malo uno desearía dejar de limpiar.Y pasar el aspirador por encima y acabar pronto.Y conformarse con haber cambiado ciertas cosas con el deseo de poder conservar las que aparentemente aún posees.Y soy consciente de que es en apariencia pues la indagación me muestra que nada es mío.me doy cuenta de que Soltar no puedo hacerlo yo.Yo sólo puedo mirar y aceptar.El resto no depende de mí.

    ResponderEliminar
  56. Me resistía a escribir pero estos últimos comentarios me han espoleado a hacerlo:
    Primero de todo dar las gracias a Juan ¡que suerte hemos tenido de encontrarte¡
    Segundo : Creo que me es fácil darme cuenta de que la mente me captura en muchas ocasiones con pensamientos o emociones por así llamarlas fuertes o mejor dicho burdas. Es lo que yo denominė en el último retiro los "Alliens " pero cuando presto más atención me doy cuenta de que en todo momento estoy capturado por cosas más sútiles. Llego a la conclusión de que el "Allien" es la mente en sí.
    El trabajo que hay que hacer no me resulta fácil porque creo que nunca consigo estar fuera de mente, y lo digo porque en relación con los últimos comentarios que desde "alli" donde consigo entrar cuando medito el posible amor o compasion que creía tener se ne aparecen como "egoicos" es decir otra vez mentales.Me he dado cuenta de que lo que más me preocupa de dejar de creer en la mente es dejar de sentir algo por los demás. Eso me demuestra que ese algo por los demás es algo egoico, pero sigue sin aparecer ese amor más verdadero o menos mental y egoico , reconozco que ahí hay un miedo. Si intento concluir solo me queda decir que creo fervientemente en la sabiduría que Juan nos trasmite pero por desgracia la mente me dice que el camino no es fácil. Otra vez gracias Juan, seguro te das cuenta de que tú o lo que tu representas es absolutamente necesario y vital para todos nosotros. "ÁNIMOS COMPAÑEROS"

    ResponderEliminar
  57. Hola Jordi,gracias por compartir.Tras leerte se me ocurre repetir las palabras que Juan dirigía a Eva tres post más arriba:

    Es importante lo que planteas, porque nos engañamos constantemente; creo que la mayoría de las personas vivimos engañándonos. ¿Cómo saber si te engañas? ¿Cómo saber cual es tu deseo más íntimo? Creo que la única manera de saberlo es el tiempo. La constancia en la práctica tarde o temprano te desvela lo que de verdad quieres. Desarrollas mas lucidez y eres mas consciente de tus deseos.
    No obstante, creo que lo que deseamos va cambiando conforme crecemos en sabiduría; por ejemplo, no podemos desear liberarnos de una identidad negativa si no la hemos visto.
    De modo que lo mejor es seguir practicando con lo que crees que deseas, ya aparecerá el engaño. La verdad es que yo me lo plantearía al revés, ¿cómo descubrir en qué me engaño ahora? Y me quedo con la última frase de ese mismo mensaje:...hay algo que nos da la certeza de que vamos por buen camino, es la Compasión. Dejarnos transformar por la Compasión...

    Muchas felicidades Jordi hoy es tu día en este juego de ilusiones que nos toca vivir, a veces riendo, otras llorando y siempre soñando. Un beso para ti por tu día y un Agradecimiento a todos en especial a Juan sin el cual nos perderíamos un día sí y otro tambien.GRACIAS_/\_

    ResponderEliminar
  58. Solo tengo este momento para ser yo mismo... ¿A que le doy importancia? Juan tu propuesta del camino es muy clara, La primera parte de la proposición es una verdad innegable que constantemente olvidamos, pero eso no la hace menos irrefutable. La segunda parte ¿a qué le doy importancia? define si viviré desde lo que la mente me dice o desde lo que de verdad soy. Gracias Juan, con tu ayuda poco a poco vamos siendo más conscientes y al final se trata de decidir lo que de verdad me importa. No es aprender, no es hacer, no es lograr, es querer ser, decidir ser y en consecuencia ser.

    ResponderEliminar