viernes, 18 de julio de 2014

Madurar

|
La vida es algo extraordinario y sin embargo exigente.  Tenemos un gran potencial de lucidez que nos da la posibilidad de acceder a nuestra naturaleza primordial. Pero, al mismo tiempo, tenemos una gran habilidad de caer en la ignorancia, la ofuscación y la ceguera. Nosotros mismos nos convertimos en nuestro mayor enemigo...